Investigaciones periodísticas vinculan al banquero Tino Sangiorgio con un esquema de lavado de dinero en entidades financieras suizas para «boligarcas» venezolanos, o personas que se han enriquecido gracias al chavismo en Venezuela. El banquero es conectado con una red asociada al ministra chavista Tareck El Aissami, a quien autoridades de los Estados Unidos acusan de tener vinculación con organizaciones narcotraficantes y del extremismo islámico.

Bloomberg informó en 2018 que Matthias Krull, un banquero en el centro de un escándalo de lavado de dinero de $ 1.200 millones de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en asociación con el venezolano Francisco Convit , supuestamente dijo a la corte: “Me disculpo por tomar una mala decisión. Rezo y espero que no vea”.

No obstante información divulgada por Alek Boyd, un experto que documenta la corrupción en Venezuela en su web infodio.com, reveló que en febrero de 2010, Krull actuó junto a Miguel Ángel Capriles López, también conocido como Michu, un empresario señalado de hacer una fortuna de cientos de millones de dólares en Venezuela gracias al chavismo.

Krull estableció un acuerdo mediante el cual Credit Suisse, representado en el esquema por Tino Sangiorgio , transferiría fondos de liquidación a «víctimas» de las actividades de Michu, según Boyd. » Nadie sabe por qué Credit Suisse -bankers a Michu- pasaría a Julius Baer de Krull la posibilidad de incorporar nuevos clientes millonarios, aunque solo otra muestra de la corrupción desenfrenada de los bancos suizos», según infodio.com.