Una corte en Suiza ha fallado en contra de las firmas Derwick y Gazprombank, obligando a bancos suizos a enviar a la justicia de los Estados Unidos información relacionada con un esquema de lavado de dinero por el orden de los $4.5 mil millones, pertenecientes a Petróleos de Venezuela (PDVSA).

La investigación involucra a los brokers financieros Luis Oberto Anselmi, Ignacio Oberto Anselmi, Danilo Diazgranados y Charles Henry de Beaumont, así como a los empresarios venezolanos Alejandro Betancourt y Francisco Convit, y al banco suizo Compagnie Bancaire Helvetique & Co. (CBH).

 

Danilo Diazgranados, Charles Henry de Beaumont
Danilo Diazgranados
Danilo Diazgranados

El diario Estadao de Brasil informó en 2018 que Gazprombank estableció un plan de lavado de dinero en Suiza con Derwick Oil & Gas. Las revelaciones se produjeron después de que una investigación realizada por el regulador financiero de Suiza sobre los Papeles de Panamá terminó con la sanción de Gazprombank por ” graves deficiencias en los procesos contra el lavado de dinero “. Se investigaron 30 bancos suizos conectados a la información de Panama Papers. Gazprombank fue el único banco sancionado.

Estadao informó que las transacciones “atípicas”, como un préstamo de $ 35 millones que Derwick le otorgó a Gazprombank en 2013, encendieron las alarmas, según reportó en 2018 infodio.com. Las autoridades suizas han encontrado numerosas transacciones inexplicables, entre Derwick y Gazprombank. Documentos muestran transacciones por cerca de $ 200 millones, solo en los primeros nueve meses de 2013, pertenecientes a cuentas pertenecientes a Francisco Convit y Alejandro Betancourt (directores de Derwick Oil & Gas) en Compagnie Bancaire Helvetique(CBH). Posteriormente, los fondos de CBH se transfirieron a Gazprombank. Dichos documentos son parte de la evidencia utilizada en una investigación penal de múltiples jurisdicciones de los Estados Unidos en la que Suiza participa. Los ejecutivos de Derwick estaban luchando contra las autoridades suizas para evitar el intercambio de información con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, en relación con unas 42 transferencias a bancos suizos que ascendieron a aproximadamente $ 145 millones en 2010.