El confinamiento decretado por el Gobierno británico para frenar el COVID-19 ha podido matar a más personas de las que ha salvado, opina en una entrevista con The Telegraph Michael Levitt, uno de los científicos galardonados con el Premio Nobel de Química de 2013, que predice que el Reino Unido superará el coronavirus en unas semanas.

“Creo que el confinamiento no salvó vidas”, afirma este profesor de la Universidad de Stanford, agregando que, en su opinión, incluso pudo “haber costado vidas”. El científico británico matiza que, si bien las medidas adoptadas habrían salvado a algunas personas de accidentes de tráfico y “cosas parecidas”, el daño social —abuso doméstico, divorcios, alcoholismo— “ha sido extremo”.

Según el profesor, “el verdadero virus fue el virus del pánico” —del que fueron presa líderes mundiales por razones que no le “quedaron claras”—, a lo que se unió “una gran falta de debate”.

Sugiere que, dada la gran cantidad de personas asintomáticas, el virus ya se habría “extendido ampliamente” para el momento en que el confinamiento finalmente se implantó en el Reino Unido.

Un arma muy medieval

Si bien “no hay duda de que se puede detener una epidemia con un encierro”, se trata de un arma “muy contundente y muy medieval“, enfatiza el profesor, subrayando que el brote “podría haberse detenido con la misma eficacia con otras medidas sensatas”, como mascarillas y otras formas de distanciamiento social.

“Creo que el bloqueo causará mucho más daño que las muertes salvadas”, se lamenta.

Levitt ya advirtió en marzo a Neil Ferguson, entonces asesor gubernamental, que había sobreestimado la cifra potencial de muertes por coronavirus en “10 o 12 veces”.

El modelo de Ferguson —que alertaba de hasta 500 mil muertes en el Reino Unido sin medidas de distanciamiento social—, fue un factor clave en la decisión del Primer Ministro, Boris Johnson, de encerrar el país, abandonando el plan inicial destinado a la simple mitigación de la epidemia.

Sin embargo, tras evaluar el brote inicial en China y en el crucero Diamond Princess, Levitt predijo que Reino Unido perdería alrededor de 50 mil vidas por COVID-19.

El profesor ha insistido durante dos meses en que el planeta vencerá al coronavirus más rápido de lo que la mayoría de otros expertos predicen, y de que en la mayoría de los países la tasa de mortalidad por COVID-19 equivaldría a alrededor de un mes adicional de “muertes naturales”.

Fuente: The Telegraph