El precio el pollo sigue rompiendo barreras, llegando a costar 24 mil bolívares el kilo y la carne de la misma forma sigue aumentando costando 36.000 el kg, lo que hace que muchos varguenses comiencen a buscar alternativas, puesto que, el sueldo mínimo alcanza cada vez para menos productos cárnicos. Así lo reseña laverdaddevargas.com

Rina Valerio, quien se dedica a vender pollo desde hace años, tuvo que bajar la cantidad de pedidos en 90%, cuando hace dos semanas tenía una baja de 50%, lo que hace que su negocio esté cada vez más cerca de la quiebra.

Valerio indicó que “hace dos semanas pedí tres cestas de pollo, pero con el aumento reciente de la mercancía, solo pude pedir una, cuando en años anteriores llegaba a pedir hasta 10 o 15, esto solo indica la baja en cuanto a ventas y pedidos, porque con los aumentos tarda en salir la mercancía”.

Mientras que los carniceros siguen viendo cada vez más pedidos de carne molida, asegurando que es el rubro entre los productos cárnicos, que más se rinde, alcanzando para dos y tres comidas en una familia de cuatro personas.