En horas de la mañana de este viernes 9 de octubre, falleció en Miami el general de división (G/D) del Ejército y exministro de la Defensa, Raúl Salazar, quien por varios años padeció de diabetes.

Egresado de la Academia Militar en 1969, Salazar estuvo al frente de la cartera de Defensa en el primer año de Hugo Chávez al frente de la presidencia de Venezuela en 1999, por lo que le tocó organizar a las Fuerzas Armadas para atender la tragedia de Vargas en diciembre de ese año.

Un año más tarde, recuerda el portal Analítica, le fue entregado el Beneplácito por el gobierno de España para ser embajador de Venezuela ante la nación ibérica, cargo que ocupó por un año y medio.

Fue el último agregado de Defensa en la Embajada de Venezuela en Estados Unidos durante la segunda presidencia de Rafael Caldera. Además ocupó otros cargos como Jefe del Estado Mayor Conjunto, Comandante del Comando Unificado N° 1; Comandante de la Tercera División de Infantería, y Director de la Escuela Superior del Ejército.

Raúl Salazar también se desempeñó como docente en la Academia Militar de Venezuela, Escuela de Armas y servicios del Ejército, Escuelas Superiores del Ejército, Armada, Aviación y Guardia Nacional, e Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional. Asimismo, efectuó estudios militares en Estados Unidos, Panamá y Venezuela, como también ha realizado estudios en Negociación Financiera, en Ciencias y Artes Militares y Negociaciones Internacionales.

Usuarios en las redes sociales recordaron que Raúl Salazar, siendo ministro de la Defensa, permitió a Hugo Chávez ataviarse de militar con su rango de teniente coronel siendo presidente y al que se le cuadró firme.

La periodista Alicia La Rotta indicó que bajo su gestión se promovió la «desinstitucionalización y corrupción» del sector castrense al permitir la creación del Plan Bolívar 2000 como mecanismo para recuperar Vargas tras la tragedia. También recordó que ese año, el entonces ministro pidió ayuda a EEUU para buscar y atender a las víctimas y horas después tuvo que pedir que no enviaran el buque con auxilio, que ya estaba en camino.

Por otro lado, Salazar se opuso a la reincorporación de los militares que participaron en los intentos de golpes de estado del 4 de febrero y 27 de Noviembre de 1992 a las Fuerzas Armadas, aunque posteriormente Chávez fue haciéndolo de forma paulatina.