En un extenso escrito, el Obispo de San Cristóbal, Monseñor Mario Moronta, volvió a alertar que se avecinan tiempos más oscuros para la República ante la imposición del estado Comunal y el proceso de «islamización» a partir del 2021.

«Con la nueva Asamblea Nacional que, nos guste o no, legítima o no (no para ellos) se impondrá en el 2021 el inicio del nuevo Estado: el «comunal», con la desaparición definitiva de todo lo que huela a «cuarta república» y al pasado. Comienza la nueva etapa, la consolidación de la revolución, sin necesidad de mucho esfuerzo. Tal como lo había adelantado Chávez», dijo Moronta.

Asegura Monseñor que el proyecto que van poner en práctica eliminará la Asamblea Nacional, los municipios, concejos municipales y cualquier tipo de organización social que aparezca en el ordenamiento jurídico venezolano. «Hasta se cambiarán algunos nombres, por ejemplo el de «parroquia» cuyo origen es eclesiástico».

Así mismo, denunció que la excesiva presencia de iraníes en Venezuela, llevaría al país hacia un proceso de «islamización» lo que puede generar mayores consecuencias en el futuro. «Hace 10 años se calculaba en 12 mil iraníes operando en el país en áreas específicas.

Monseñor Mario Moronta expone que a los iraníes poco les interesa los recursos venezolanos, porque su mayor interés es establecer una base estratégica de carácter geopolítico. «Venezuela se convierte de forma «pacífica» en un partner de Irán, lograron sin mucho esfuerzo un espacio de penetración en un lugar privilegiado de América Latina».

Agrega que la llamada revolución bolivariana va cumpliendo su hoja de ruta, con sus motores de la revolución, la propuesta de avanzar en la fecha del 2021 implementando un sistema que lamentablemente, está en vísperas de imponerse.

«Si de verdad somos serios y sinceros en nuestro proceder, considero que hay que hacerlo? es tarde para revertir quizás lo que nos viene. Pero no es tarde si pensamos en la necesidad de prepararnos mejor para enfrentar algo que ya tenemos a la vuelta de la esquina». Alertó el representante de la Diócesis de San Cristóbal.