El nuevo rector suplente del CNE, pagó casa por cárcel en el 2011 y recibió varias denuncias por violencia de genero y abuso sexual a menores

Luis Delfín Fuenmayor Toro, nombrado este viernes por el Tribunal Supremo de Justicia del régimen de Maduro como rector suplente del Consejo Nacional Electoral, luego que en el año 2011 estuviera bajo la medida de detención domiciliaria, tras ser acusado por abuso sexual a un menor (su hijo) y violencia doméstica.

En un reportaje que realizó el canal i en marzo del año 2011, la exesposa denunció que el ahora funcionario del CNE, había sido denunciado en varias oportunidades por violencia de género y pedofilia.

En el trabajo realizado por el medio nacional, la parte acusadora aseguró que en varias oportunidades Fuenmayor Toro amenazó con quitarle la vida, “yo voy a acabar con ustedes de una vez”, fue la frase que afirma la víctima que usó en una de las oportunidades.

Asimismo, su expareja explicó que el acusado usaba drogas para abusar de su hijo y reveló que “cada vez que lo veía, el niño llegaba hecho pupú”.

Además de la violencia doméstica que sufrió la víctima, informó que recibió varios atentados tras denunciar a Fuenmayor Toro en los medios nacionales.

A pesar del expediente de Fuenmayor Toro, este viernes fue nombrado rector suplente del Consejo Nacional Electoral, en una sentencia que dictó el TSJ del régimen venezolano.