El entramado de los Puig en la Comunidad Valenciana tiene una nueva derivada que apunta directamente a Venezuela y al chavismo. Los socios de Francis Puig, hermano del presidente valenciano, hacen caja con la televisión venezolana y como asesores directos del chavismo.

Las maniobras de Ximo Puig al frente de la Comunidad Valenciana para favorecer a sus empresas y a las de sus hermanos han dado como resultado la condonación de un crédito público de 1,3 millones a un diario del que el propio Puig es accionista. Su hermano Francis ronda el millón de euros en subvenciones públicas -850.000 euros directamente concedidos por el Gobierno valenciano- procedentes de administraciones socialistas o separatistas.

Según un reporte de Carlos Cuesta para okdiario.com, ahora se ha descubierto la vinculación del socio del hermano de Puig con el chavismo. Enrique Adell Bover, el socio, es el ex marido de María Inés Aular, la misma ex empleada del conglomerado mediático que aseguró ante la Fiscalía Anticorrupción el pasado 7 de noviembre que en conversaciones del entorno de la empresa había escuchado la siguiente frase: «Cuando gane Ximo Puig las elecciones nos vamos a forrar».

Adell Bover es uno de los empresarios audiovisuales más importantes de la provincia de Castellón y ha recibido miles de euros en subvenciones de distintas administraciones.

Francis Puig es una pieza clave para entender el entramado. El hermano de Ximo Puig y sus socios han sumado desde 2015 más de 1,2 millones de euros en subvenciones. La mayoría para la promoción del valenciano y del catalán con pagos del área de Educación de la Generalitat y del Departament de Presidència del Govern.

Comunicacions dels Ports y Canal Maestrat son, de hecho, una de las patas que han lanzado la red de productoras con trabajos cruzados y sociedades vinculadas que se han beneficiado de esas ayudas públicas. Y todo bajo la supervisión, según el testimonio de la ex trabajadora en la Fiscalía Anticorrupción, de Francis Puig.

Hay que recordar que desde À Punt se dispararon las alarmas tras detectar el pacto de precios entre las empresas de Francis Puig y la familia Adell Bover para lograr concursos públicos del servicio de corresponsalías. La gran empresa de Francis Puig es Comunicacions dels Ports, creada en 1998. Es la matriz del resto de sociedades vinculadas a él.

Mas Mut Produccions es la otra gran productora de Francis Puig. Pero las relaciones llegan hasta los hermanos Adell Bover, que en 2006 crearon Canal Maestrat. Una pequeña productora de Vinaròs que no deja de aparecer en los programas de subvenciones públicas. Los Adell Bover lograron sólo con Canal Maestrat más de 346.000 euros en cuatro años. Y de ahí nació Kriol Produccions, que ha recibido en los últimos años más de 100.000 euros. Y Kriol Producciones SL, como detalla en su propia documentación, ha trabajado de forma muy cercana al Gobierno chavista.

“Kriol Producciones SL paralelamente a la actividad de prestación del servicio de televisión, también es una productora dada de alta en el registro audiovisual de la Comunitat Valenciana, y en el registro de productoras independientes de la República Bolivariana de Venezuela”, señala la productora.

“A continuación se detalla algunas de las producciones mas significativas realizadas en los últimos años […]:
– Asesoramiento del Ministerio de Comunicación e Información de la República Bolivariana de Venezuela. Área Venezolana de Televisión.
– Dirección, producción y edición del Manual de estilo para equipo de exteriores de Venezolana de Televisión.
– Producción de la Dirección de Comunicaciones Presidenciales.
– Prensa Presidencial (Palacio de Miraflores).
– Producción del video del triunfo de Hugo Chávez. «Venezuela volvió a ganar. Caracas-Venezuela”, resume su documentación.

Lea el trabajo completo aquí