El «boliburgués» venezolano Raúl Gorrín, quien es prófugo de la justicia estadounidense por casos de corrupción y lavado de dinero, habría entregado un pago de 500 mil dólares a Lilian Tintori.

Un reportaje de la cadena televisiva Univisión reveló que en 2017 Gorrín se reunió con Lilian Tintori, esposa del ex preso político Leopoldo López y tras el encuentro habría recibido 500 mil dólares.

https://twitter.com/UniNoticias/status/1267120688407760896

Gorrín es dueño del canal Globovisión en Venezuela y ha sido vinculado al chavismo. Es acusado en Estados Unidos por sobornos y lavado de dinero en la estatal petrolera Pdvsa. Causa suspicacia que el empresario vinculado al chavismo, también financie a la oposición y presuntamente haya sido uno de los mediadores para lograr la salida de Leopoldo López de Ramo Verde.

Según la investigación de Univisión, el encuentro entre Tintori y Gorrín se habría dado en la mansión del magnate ubicada en en Cocoplum, uno de los barrios más exclusivos del sur de la Florida.

«Una fuente cercana a Gorrín y que conoció detalles del desayuno secreto, le dijo a Noticias Univision que Tintori pidió ayuda económica para la oposición y que Gorrín se la entregó. El excongresista de la Florida David Rivera asegura que sabía de esa reunión y del pago», señala el reportaje.

Tintori aceptó que el encuentro se dio, niega haber recibido dinero y aclaró que la intención era que Gorrín «conociera los tres pilares de su campaña política para restaurar la democracia en Venezuela: la liberación de los presos políticos en Venezuela, la apertura de un canal humanitario y la convocatoria de elecciones libres».

Otra fuente consultada por Univisión fue el excongresista estadounidense David Rivera, quien obtuvo contratos con la estatal petrolera Pdvsa, y que también habría pagado millones de dólares a Raúl Gorrín.

Rivera sostuvo a Univisión que «estaba enterado de que Tintori recibió los 500 mil dólares después del desayuno en Cocoplum y que durante otra reunión, también en la residencia de Gorrín, se acordó con líderes venezolanos los envíos de sumas de dinero más elevadas».

«Sin saberlo, Maduro estaba financiando a su propia oposición con fondos desviados de la petrolera estatal. Según Rivera, parte del dinero fue usado para facilitar la liberación de López», dice Univisión; sin embargo la cadena televisiva también afirma que ninguno de los consultados mostró pruebas de dicha aseveración.

Las declaraciones coinciden con un reportaje publicado por el diario estadounidense El Nuevo Herald, el cual reveló que Raúl Gorrín habría recibido parte de los 15 millones de dólares que obtuvo Rivera por su contrato con Pdvsa. El artículo reveló además que Leopoldo López habría negociado su excarcelamiento a cambio de mediar por Maduro en Estados Unidos.

«El pago formaba parte de un extraño arreglo que en un momento dado puso en el mismo bando al entonces encarcelado líder opositor Leopoldo López, mentor del presidente interino Juan Guaidó, con el régimen de Maduro, que para entonces buscaba ablandar la línea cada vez más dura del presidente Donald Trump hacia Caracas», señala el reportaje del Herald.

Reveladores mensajes de texto

El reportaje de Univisión revela también la presunta existencia de unos mensajes de texto que demostrarían la participación de Gorrín como intermediario en la salida de Leopoldo López de la cárcel de Ramo Verde. En la conversación Tintori le asegura al boliburgués que «confía en él».

“¿Tú estás de acuerdo que se vaya o no a la casa?», pregunta Gorrín en uno de los mensajes de texto; al que Tintori respondió: “Sí, por supuesto’’.

“Como te lo dije, lo estoy asumiendo como un tema personal’’; le aseguró Gorrín a la esposa de López y ella habría respondido: “ Ok, cuenta conmigo, yo en ti confío’’.

Demanda por difamación

Según el reportaje publicado por Univisión, la familia López Tintori emprenderá una demanda en Estados Unidos contra el excongresista Rivera por asegurar que la esposa del ex preso político habría recibido dinero.

«Ante todas estas acusaciones que está haciendo esta persona, la familia va a tomar acciones legales. En Venezuela no hay democracia, pero en Estados Unidos sí hay justicia y queremos que se sepa la verdad», dijo la vocera de la familia al canal Univisión.

Raúl Gorrín y el chavismo

Gorrin, ha sido una de las personas que más fortuna logró hacer mediante contratos con el chavismo, y actividades ilícitas que involucraban lavado de dinero y sobornos. De hecho, el empresario tiene nueve cargos abiertos por lavado de dinero y uno por conspiración para cometer ese mismo delito. Además, se le acusa de pagar sobornos millonarios a dos funcionarios de alto rango venezolano.

La capacidad de camuflaje de Gorrin también es notable, a pesar de ser uno de los empresarios favoritos del chavismo, se le ha podido ver en eventos y fotografías junto a políticos de “oposición”, como el expresidente de la Asamblea Nacional por Acción Democrática, Henry Ramos Allup, a su vez, que también ha participado en reuniones junto al tirano Nicolás Maduro; incluso, fue fotografiado en una oportunidad estrechando la mano del vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence.

Tras denuncias reiteradas sobre las actividades ilícitas de Raúl Gorrin, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) incluyó al empresario en su lista de personas más buscadas, acusado de lavado de dinero y corrupción.

El ICE, en su cuenta de Twitter, publicó los datos de Raúl Gorrin junto a una fotografía del empresario. Además, lo acusa de pagar cantidades millonarias en sobornos a dos funcionarios de alto rango venezolanos “para garantizar el beneficio de realizar transacciones de cambio de divisas a tasas favorables para el gobierno venezolano”.

El empresario además ha comprado diversas grandes empresas venezolanas, como es el caso de Seguros La Vitalicia, también se ha hecho público su adquisición de bienes de lujo, propiedades, jets privados, caballos, entre otros.

Las transacciones ilícitas del mismo han sido cubiertas a través de cuentas en empresas de maletín, para esto, también adquirió junto a otros socios el banco Peravia, en República Dominicana, que ha sido utilizado para lavar el dinero de los sobornos pagados a funcionarios de la administración pública venezolana, y proteger su dinero.

En noviembre de 2018, el gobierno estadounidense había ordenado confiscar sus propiedades, valoradas en unos 77 millones de dólares y, en enero del presente año, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) lo incluyó en su lista de sancionados.

El Departamento de Justicia norteamericano lo acusó formalmente de conspiración para violar la ley contra actos de corrupción, conspiración para cometer lavado de dinero y lavado de dinero a través de instrumentos monetarios.

Actualmente se desconoce el paradero de Raúl Gorrin, se presume que se encuentra escondido en Caracas, siendo protegido por las autoridades venezolanas, con quien Gorrin ha sido bastante “generoso”. Hoy el empresario es uno de los criminales más buscados por los Estados Unidos.