El régimen de Nicolás Maduro intervino este viernes al equipo de béisbol Bravos de Margarita, medida como parte de los activos de Tobías Carrero Nácar.

Según datos ofrecidos a AlbertoNews, un grupo de funcionarios llegaron a las oficinas del equipo en Margarita y notificaron la decisión tomada por la justicia venezolana, al apropiarse de la propiedad de Carrero, también accionista de Miami Marlins, equipo estadounidense.

Tras la intervención, la nueva junta directiva mantuvo una reunión con el gerente general del equipo, Yves Hernández. Se desconocen los cambios que habrá en el equipo y su propiedad, tras esta intervención del régimen.

EL RESPONSABLE DE LA INTERVENCIÓN

La ficha utilizada por la dictadura de Nicolás Maduro para intervenir el equipo venezolano fue identificado como Julio Villarreal.

A Villareal está vinculado a Samark López y Tareck El Aissami.