Las acusaciones de los supuestos nexos del empresario barranquillero Alex Saab con Nicolás Maduro no cesan. Durante la mañana de este viernes, la justicia italiana incautó lujosos bienes que el hombre tenía junto con su esposa y que habrían escondido en ese país. Así lo reseña El Heraldo.

Según informó Il Tempo de Italia, en el operativo fueron confiscados un inmueble, obras de arte y un aproximado de 1.8 millones de euros a nombre de Camilla Fabri, la esposa de Saab, a quien las autoridades seguían desde hacía algún tiempo por los movimientos de su cuenta bancaria multimillonaria.

La investigación contra Fabri, 23 años menor que Saab y que fue liderada por el fiscal adjunto Rodolfo Sabelli, según lo informado por el diario Corriere della Sera, comenzó a raíz de su relación con el empresario barranquillero.

La diligencia se realizó como producto de una serie de investigaciones criminales por diferentes países en contra de Saab, “debido a hipótesis de corrupción internacional, tráfico ilegal de oro, lavado de dinero, malversación de fondos,  entre otros, insertado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos”, reseña un comunicado de la Policía fiscal de Italia en su web.

Il Tiempo detalló que la joven en el 2016 firmó un contrato de alquiler de 5.800 euros mensuales para una casa en el Parioli, un barrio lujoso de Roma.

Un año después compró un Range Rover Evoque (54.500 euros) y finalmente el 1 de octubre de 2018 compró una propiedad en el cuarto piso de Via Condotti 9, el edificio donde se encuentra la joyería Bulgari, pagando 4.8 millones de euros.

La esposa

Fabri es una modelo que desde 2012 trabajaba como vendedora en una tienda de ropa, un trabajo a tiempo parcial, donde recibía un pago de 1.840 euros anual, según la declaración de renta.

Esposa de Alex Saab. Foto Cortesía

La adquisición de estos bienes se habría hecho después de mover importantes sumas de dinero que provenían del Reino Unido a través de una firma llamada Kinlock Investment, dirigida por Lorenzo Antonelli, cuñado de Fabri. La compañía tiene acciones de un fideicomiso británico y una compañía de Dubai.

Según los detalles de las investigaciones ofrecidos por los medios italianos, el dinero proviene de Venezuela.

Además, se está investigando una red de vehículos de la compañía ubicados en diferentes países, incluso con impuestos privilegiados, administrados por una serie de integrantes de su propia familia.

“El dinero se filtra en algunos paraísos fiscales de todo el mundo, por lo que los investigadores se detienen en Roma. Allí el dinero se limpia con inversiones legítimas y luego debe detenerse en Rusia para realizar más inversiones. Parece que el dinero proviene de sobornos que el gobierno de Maduro le habría pagado a Saab por una supuesta distribución de alimentos en Venezuela a pesar de las sanciones”, indicó el diario Letto Quotidiano.

La investigación

Según la hipótesis de la investigación, apoyada por la unidad de la policía de divisas de la Guardia di Finanza, Fabri habría utilizado el dinero de Saab para realizar las adquisiciones.

Saab Morán, de 47años, según las autoridades, estaría “a la cabeza de una vasta red internacional de corrupción destinada a obtener numerosos contratos comerciales con el gobierno venezolano relacionados con  subsidios alimentarios, además se le acusa de ser un posible testaferro de Nicolás Maduro“.