El Presidente (e) de la República de Venezuela y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó sostuvo una reunión con líderes sindicales del país, donde plantearon la precarización de los sueldos, detrimento de las condiciones salariales, de seguridad, de trabajo, vida de los trabajadores y las violación sistemática de los derechos humanos, laborales y constitucionales de los venezolanos.

Ante, las demandas de los voceros sindicales, el presidente Juan Guaidó, reiteró la conformación de un Gobierno De Emergencia Nacional, respaldado en su mayoría por los sindicatos venezolanos, fuerzas políticas democráticas y los ciudadanos para el rescate de la democracia y poder continuar hacia el camino de la reconstrucción nacional y la restitución de todos los derechos laborales e institucionales de los trabajadores de Venezuela.

El Mandatario aseveró que a la dictadura no le importa el trabajador y afirmó que hoy existe una escasa compensación de salario que recuerdo a los tiempos de la esclavitud.

Tildó como “atípico” este primero de mayo que se conmemora el Día del Trabajador, pues los venezolanos nos encontramos encerrados por la cuarentena originada por la pandemia mundial del coronavirus, a pesar de que la dictadura utiliza ésta situación para el control social, perseguir y reprimir.

En relación del bono de apoyo al sector salud, explicó que el gobierno interino lleva más de un año trabajando en apoyo a los trabajadores y anunció que en el “Gobierno de Emergencia Nacional, se podrá ampliar ese beneficio a toda la masa trabajadora venezolana, la cual tendrá estimado un tiempo entre 20 y 10 semanas, mientras dure la emergencia humanitaria nacional y estabilizar al país”.

Dijo que la miseria fue lo que nos trajo estos 20 años de regímenes totalitarios dictatoriales, al país con las reservas más grandes del mundo del petróleo, con 8 millones de hectáreas cultivables,” hoy lamentablemente no hay gasolina, ni producción nacional y el salario de sus trabajadores es el más bajo de Latinoamérica. Estamos ante un evidente riesgo de hambruna”.

Los voceros de los gremios sindicales venezolanos coincidieron que la debacle del régimen corrupto y hambreado ha demolido el desarrollo y progreso de la industria nacional, división política trabajadora que provoco el cimiento y despojo de las conquistas laborales que destruyeron la calidad de vida.

Proponen urgentemente un cambio y modelo político, que consiste en la salida de Nicolás Maduro y sus funcionarios del poder; instalación al gobierno emergencia nacional, y aprobar una ayuda económica para todos trabajadores del país que incluya a los pensionados, jubilados, discapacitados hasta tanto se restituya un salario digno ajustado ye establecido en artículo 91 de la Constitución.

Aprovecharon la oportunidad que hacen vida en el país reiteraron el llamado a protestar por la grave situación que enfrenta toda la clase trabajadora y convocaron a los ciudadanos venezolanos a sumarse el día de hoy a un cacerolazo a las 8:00 pm.

Intervenciones de los voceros sindicales

Servando Carbone, de Unete, fustigó que el régimen niegue la paupérrima situación laboral ante las organizaciones internacionales sobre la materia e ignora y no aplican las sugerencias y recomendaciones emitidas por la Comisión Organización Internacional del Trabajo, “en referencia a los comités fundamentales: Comité 26: fijación salario mínimo; comité 87: Libertad sindical y Comité 144: Consulta Bipartita”.

Prosiguió, Henry Arias, vocero del Frente de trabajadores de Voluntad Popular (VP) denunció que aproximadamente 600 trabajadores de CVG-ALCASA han sido sacados de la nómina de trabajadores.

Adicionalmente recordó y condenó las detenciones arbitrarias de los dirigentes sindicales de CVG Ferrominera del Orinoco, Rubén González, y Tania Rodríguez, por parte del régimen, quienes han sido perseguidos por denunciar una serie de manejos extraños en la ferrominera y el despojó de los derechos laborales de los trabajadores.

Por su parte, Gricelda Sánchez, representante de la Coalición sindical, propuso que cuando se conforme el Gobierno de transición, prevalezca la creación de un fondo de trabajadores que laboran por cuenta propia, agroindustria que aglutina aproximadamente a 7 millones de trabajadores venezolanos, para brindar asistencia y apoyo económico que permita garantizar sus derechos constitucionales y laborales.

De igual forma, planteó la instalación de una mesa tripartita incluyente para la discusión de aportes y exigencias que permita recuperar y mejorar la situación laboral de los venezolanos, al igual la unificación del pago salarial calculado entre 500 a 600 dólares y las restauraciones de las convenciones colectivas.

Las organizaciones sindicales que participaron en el encuentro virtual fueron: UNETE; Inter sectorial de Guayana; CTV; Frente de Trabajadores de Voluntad Popular, Primero Justicia; Causa R; Encuentro Ciudadano; Coalición sindical; UNT; ASI; Frente Valmore Rodríguez y Frente Sindical de Acción Democrática(AD).

Centro de Comunicación Nacional