Autoridades de Francia e Italia incautaron propiedades de la modelo Camila Fabri esposa del colombiano hoy preso en Cabo Verde, quien sería clave en el entramado empresarial del testaferro de Nicolás Maduro.

Shadi Nain Saab Certain, uno de los hijos del  testaferro de Nicolás Maduro, Álex Saab, es el centro de interés en la investigaciones que conduce el FBI. El joven sería pieza clave en el entramado empresarial creado para esconder dinero de la corrupción del régimen de Nicolás Maduro.

Mientras tanto, Saab, desde su prisión se ha comunicado con Caracas para garantizar que sus familiares sean protegidos en Venezuela.

El hijo de Saab está siendo investigado como parte del proceso de blanqueamiento de capitales en torno a las cajas de alimentación, las llamadas cajas Clap.

El joven aparece como representante legal de una de las empresas que el FBI rastrea y que ha sido utilizado para mover dinero de miembros del régimen. La empresa en cuestión es Group Grand Limited con sede en Hong Kong.

Además, Shadi Saab aparece en el portal cinematográfico IMDb como un actor de películas de acción de Hollywood. Su más reciente trabajo fue este año en el largometraje All-Star Weekend dirigido y producido por Jamie Foxx. También participó en el cortometraje King of LA.

La investigación contra Group Grand Limited, señala que la empresa fue usada a principios de 2017 en el marco del programa de alimentación del régimen de Maduro y que tanto Saab como sus socios, obtuvieron cientos de millones de dólares en ganancias de forma ilegítima.

Group Grand Limited hacía compras de alimentos que eran vendidos a sobreprecio a la dictadura de Caracas. Cientos de miles de toneladas de alimentos mexicanos fueron comercializadas de esta forma.

Los vínculos de Saab con el chavismo son fuertes y sus allegados se encuentran protegidos por el régimen venezolano.

Así actuaba Camila Fabbri

La modelo Camila Fabbri, actual pareja de Álex Saab, es también clave dentro del proceso que se sigue al colombiano.

Fabbri habría utilizado bancos italianos para movilizar dinero de la corrupción del régimen venezolano. Las autoridades europeas le incautaron a la modelo un lujoso edificio, obras de arte  y alrededor de 1,8 millones de euros.

La adquisición de estos bienes se realizará después de mover importantes sumas de dinero a través de una firma llamada Kinlock Investment, con base en el Reino Unido y dirigida por Lorenzo Antonelli, cuñado de Fabbri.