Little Richard, uno de los padres fundadores del rock and roll en Estados Unidos, murió este sábado a los 87 años. El pianista y cantante, que trascendió por su talento, sus gritos fervientes y sus atuendos extravagantes, fue una máquina de cosechar éxitos, como “Tutti Frutti”, “Good Golly Miss Molly” y “Long Tall Sally”, entre otros.

El hijo del músico, Danny Penniman, confirmó la noticia a la revista Rolling Stone, pero dijo que se desconocía la causa de la muerte.