El presidente encargado de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, Andrés Camejo y los miembros de esa instancia autorizaron el pago de unos 71 millones de dólares en intereses a tenedores del bono Pdvsa 2020, a pesar que la plenaria de la Asamblea Nacional (AN) declaró el pasado martes 15 de octubre ilegal la emisión de bonos autorizados por el Gobierno venezolano, cuya garantía es el 51,1 % de Citgo, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Estados Unidos.

En la sesión especial, los diputados Andrés Eloy Camejo (AD), Alfonzo Marquina (PJ), Alexis Paparoni (UNT), Ángel Alvarado (PJ), Luis Silva (AD) acordaron aprobar la cancelación de dicho pago para evitar que los tenedores de esos títulos intenten embargar Citgo.

Si la plenaria de la AN habría declarado ilegal el pago de esos bonos ¿Por qué la Comisión de Finanzas aprueba su legalidad y autoriza el pago?

Por lo visto, es una irregularidad que debe ser investigada porque estaríamos en presencia de un pago a un tercero ¿será que hubo cobro de comisión en la que está involucrado Juan Guaidó?

Pues la respuesta es que “los involucrados autorizaron el pago de intereses por más de 70 millones de dólares porque les quedó una comisión de 7 millones de dólares que se las repartieron entre el grupo que ejecutó la operación”, declaró una fuente confidencial de la AN cercana al presidente del parlamento, Juan Guaidó.

Según el acuerdo aprobado en la sesión del Parlamento, “el contrato de emisión del Bono 2020 violó el artículo 150 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, pues se trató de un contrato de interés público nacional, suscrito con sociedades mercantiles extranjeras, el cual no fue autorizado por la AN.

“Los diputados que aprobaron ese informe desde la Comisión de Finanzas deberán ser investigados”, afirmó la fuente.