Un equipo del Instituto de Investigación Scripps de Florida ha descubierto que una leve mutación genética en el coronavirus SARS-CoV-2 incrementa de manera significativa su capacidad para infectar las células, según un comunicado de la institución.

Por: LA FM

La viróloga Hyeryun Choe, autora principal del estudio, dijo que pudieron determinar en los sistemas de cultivo celular que “los virus con esa mutación son mucho mas contagiosos que los que no la tienen”.

Lo que hace la mutación D614G es incrementar hasta 4 ó 5 veces el número o la densidad de “espigas” funcionales existentes en la superficie viral y a la vez hacerlas más flexibles.

Las espigas, que le dan al virus su aspecto de corona, son precisamente las que le hacen capaz de infectar las células, apuntando a los receptores celulares ACE2.

“Nuestros datos son muy claros, el virus se hace mucho más estable con la mutación”, dijo Choe.

Para leer la nota completa, pulse aquí.