El hospital de campaña instalado a comienzos de abril en Central Park era desmontado el lunes debido a la desaceleración de los casos de coronavirus en Nueva York, mientras otro fue inaugurado en Washington en previsión de un agravamiento de la pandemia.

En poco más de un mes, el hospital temporario de Central Park, con 68 camas, trató a 190 pacientes con la enfermedad covid-19, dijo a la AFP un portavoz en el lugar.

El hospital de la organización evangélica Samaritan’s Purse fue instalado en el parque frente a uno de los grandes hospitales de la red Mount Sinai en la Quinta Avenida de Manhattan.

El material será cargado en camiones y enviado al depósito de la organización en Carolina del Norte. Por ahora no se prevé su instalación en otro lugar.

La instalación del hospital de campaña en Nueva York fue blanco de polémica porque la organización es presidida por el pastor evangélico Franklin Graham, hijo del conocido pastor Billy Graham que ganó fama en la televisión.

Franklin Graham estima que el casamiento entre dos personas del mismo sexo es obra de Satán y que el Islam es una religión “malvada”.

La asociación pide a sus empleados y voluntarios firmar un documento en el cual aceptan que “el casamiento es exclusivamente la unión de un hombre genético con una mujer genética”.

Varios legisladores y ciudadanos pidieron la partida del hospital de Samartitan’s Purse, incluido el presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, que es homosexual.

Samaritan’s Purse dijo que no discrimina a las personas a las cuales atiende.

A unos 400 km, la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, presentó el lunes otro hospital de campaña instalado en el centro de convenciones Walter E. Washington, que será utilizado si empeora la pandemia en la capital federal estadounidense.

“Esperamos (…) no tener nunca la necesidad de usar este sitio” con 437 camas, situado en el medio de la ciudad, dijo Bowser en conferencia de prensa.

Bowser debe anunciar esta semana si prolonga el confinamiento en DC, cuando el estado vecino, Virginia, se prepara para una reapertura parcial el viernes.

La ciudad registraba al domingo 6.389 casos positivos de coronavirus, con 328 muertes.

AFP