Según el portal Primer Informe, Globovisión se negoció en 2013 por 80 millones de dólares, la historia detrás de esta negociación tiene más sombras que luces.

El empresario venezolano Guillermo Zuloaga en 2013 era el accionista mayoritario de Globovisión, estación de telivisión venezolana que trasmitía noticias las 24 horas.

Para la fecha tuvo una decisión crítica en sus manos: aceptar la oferta de Raúl Gorrín y el dinero ilícito que este empresario había obtenido gracias a sus trabajos con el régimen chavista, o quedarse con la estación de televisión que era referente de noticias 24 horas en Venezuela.

La venta se concretó el 15 de abril de 2013, fecha en las que el 80 por ciento de las acciones del canal pasaron de manos de la familia Zuloaga a Gorrín.

El otro 20 por ciento había sido confiscado por el régimen chavista en 2010 al banquero Nelson Mezerhane.

Según se comentó en los círculos financieros Zuloaga recibió un valor mucho más alto por las acciones que el que realmente tenía Globovisón para la fecha de la venta, por lo que se  sospecha estaba al tanto de la procedencia ilícita del dinero de Gorrín.

De acuerdo a la nota de Primer Informe,  de forma extraoficial hay quienes aseguran que Gorrín también ayudó a financiar, con su inmensa fortuna, a dos canales que funcionan en Miami, Tv Venezuela y el Venezolano Tv, aunque la información no ha sido corroborada.

Las mismas fuentes de Primer Informe le aseguraron que Zuloaga recibe mensualmente de Globovisión el pago correspondiente al  alquiler de las instalaciones en donde funciona actualmente la televisora en Caracas.

Dinero de Raúl Gorrín se encuentra en las cuentas de Guillermo Zuloaga